¡¡¡QUISE SUICIDARME!!!

Por Algún Tiempo Las Mujeres Me Conocían Como:  Roberto “EL FLÁCIDO” Solis… Hoy Me Dicen: Roberto “EL SÓLIDO” Solis

 

Esa es la triste realidad… hace algún tiempo yo era la burla de las mujeres, de repente no era capaz de tener una erección firme por más de 30 segundos, y a veces ni a eso llegaba.

Al principio yo creí que era algo normal, pensaba que era debido al cansancio o al “exceso” de sexo, (digo esto porque yo sé que es algo que le ha pasado a todos, o a casi todos los hombres); pero la verdad es que yo recuerdo que desde que yo era joven ya tuve problemas de este tipo en algunas ocasiones.

Está es una de las cosas que no tan fácil le platicaba a mis amigos o a mi familia, ya que es un tema algo bochornoso y siempre tuve miedo de las burlas de los demás.

Sin embargo no le di importancia a eso, yo seguía con mi idea de que esto era algo “temporal” y que todo se normalizaría con el tiempo…

…que gran error el mío.

Una vez, cuando por fin estuve junto a una bellísima mujer con la que siempre tuve ganas de hacer el amor,  a la mera hora todo fue un completo desastre, ella se quedó prácticamente “con las ganas” porque yo no pude lograr la erección, me di cuenta de que esto no era normal, ahí comenzó la pesadilla…

Esto fue muy humillante para mí porque esta chica me dijo hasta de lo que me iba a morir, yo le eche la culpa a los tequilas que nos habíamos tomado horas antes, pero la verdad es que yo sabía que era debido a mi problema de falta de erección, pero por supuesto esto no se lo dije a ella.

Esta situación comenzó a repetirse una y otra vez, y en todas las ocasiones era lo mismo, vaya, ni con sexo oral lograba tener una buena erección, yo le echaba la culpa a otras cosas frente a ellas, pero la verdad es que yo ya… ¡¡¡Tenía un problema de disfunción eréctil muy grave!!! Eso me deprimió muchísimo.

Durante mucho tiempo me la pasé solo, recordaba la primera vez que esto me sucedió, fue con una mujer que nunca se burló de mí, tal vez ella ignoraba lo que me a mí me pasaba, pero al menos no se burló de mí, ni me hizo sentir menos.

En el último año que sufrí de la disfunción eréctil, decidí solucionar mi problema de impotencia, no estaba dispuesto a pasar el resto de mi vida así, lamentándome o sintiendo lástima por mí mismo.

Para comenzar fuí con el doctor y me dijo que tenía que tomar un sin fin de medicamentos, para que al final me saliera con que necesitaba operarme el miembro, el doctor estaba loco si creía que yo me sometería a todas esas cosas.

Rapidamente me puse a investigar en internet para encontrar otra solución a mi problema y la verdad es que encontré de todo, desde ejercicios hasta técnicas muy extrañas que hasta sugerían ver películas para adultos.

Lo que más llamó mi atención…

Lo que más llamó mi atención fueron unas pastillas que según corregían el problema, sonaba un tanto raro, pero en mi afán de curarme me dije: tal vez si funcionen, estas cosas siempre funcionan. ¡¡¡TREMENDO ERROR!!! Al poco tiempo de tomarme las pastillas el miembro se me comenzó a poner entre rojo y morado… ¡¡¡Pensé que se me iba a caer!!!

Imagínate si estuvieras en mi posición…¿Que hubieras sentido? Lo peor de todo es que fui a parar hasta el hospital, debido a una severa intoxicación, de hecho casi pierdo el miembro. ¡¡¡POR ESO NO TE RECOMIENDO PARA NADA LAS PASTILLAS!!!

Tiempo después probé el gel o spray estimulante, según los ingredientes estimulaban el miembro y provocan una erección firme, así que lo probé, con mucho miedo pero lo probé, ¿Que con quien lo probé? pues con mi gran amiga, que en aquel entonces eramos “amigos con derechos”, esta amiga sabía de mi problema desde hace mucho tiempo, siempre hubo una atracción muy fuerte entre nosotros, debido a ello accedió a probar el dichoso spray junto conmigo.

¿Qué sucedió después? Pues funcionó… Pero lamentablemente yo no sentía nada, la sensación era mínima, por si esto fuera poco tenía que aplicarme más y más spray, porque mi piel se estaba acostumbrando, así que deje de usarlo, porque a la larga no sirve y crea dependencia.

Después probé la famosa bombita de vacío, pero tuve síntomas muy similares a los que me provocaron las pastillas, así que suspendí su uso, además usé ligas para apretar la base del miembro, esto si me funcionaba parcialmente pero deje de usarlas porque con el tiempo provocan gangrena en el miembro.

Hasta probe inyectandome el miembro, aparte de doloroso sentía como que se me congelaba todo, de veras estaba loco para probar todas esas cosas, hasta ese grado llegó mi desesperación.

Ya me había dado por vencido, porque encontré muchos más consejos y remedios en internet pero desafortunadamente no me funcionaban, una vez buscando en internet encontré, un libro de un tal Jonathan Remington.

Al principio pensé que esta era por fin la solución definitiva para mi problema, pero a pesar de tener mucha información y diferentes técnicas dentro del método, fue pan con lo mismo no me funcionó.

¿Sabías que “Mejorar Las Erecciones” no se ha actualizado desde 2012, así es y te lo puedo comprobar, solo mira la imagen de aquí abajo…

Seguí buscando y me encontré con varias guías y métodos, ya te imaginarás… tampoco me sirvieron para nada.

Un día estaba en una junta de negocios con mi socio, cuando llego mi mujer y me llamo en privado y me dijo: “Creo que ahora sí con esto, saldrás de tú situacion” y me enseño muchas hojas engargoladas a modo de libro, me dijo léelo y ponlo en práctica.

Me contó que conocio en un café a una mujer llamada Brenda Ponce, y que después de conversar un rato, ella le dijo que su esposo pasó por la misma situación que yo, pero que él hizo todo lo contrario a lo que yo hice y él SI se había curado definitivamente.

Yo le dije que tal vez todo era mentira, que solo le contaron eso para venderle el libro, pero ella insistió en intentarlo, la verdad no me gusta negarle nada así que tuve que acceder.

Fue el Mejor Regalo de Toda Mi Vida

Así que lo leí, comence a seguir todos los pasos que me indicaban en el libro y como si fuera un milagro, comencé a tener erecciones de nuevo, apenas en 27 días yo era un hombre completo y viril, practicamente un hombre nuevo.

Olga vivió junto conmigo mi transformación en un hombre completamente nuevo, leyendo el libro comprendí que todo lo que hice, lo habia hecho mal, todos me ocultaron la verdad, solo Brenda y su esposo se atrevieron a revelarlo al mundo a traves de su libro “Venciendo La Impotencia”.

Desde ese día mi vida se transformó, ESTABA TOTALMENTE CURADO, practicamente había nacido de nuevo, ahora por las noches mi mujer y yo nos desquitamos de todo el tiempo que no pudimos hacer el amor, ya que pasamos largas horas amandonos sin parar.

Además Brenda le regalo un libro a mi esposa, sobre 10 Posiciones Extrañas para sentir el doble de placer a la hora de hacer el amor (este libro viene de regalo dentro del sistema de Brenda), gracias a este otro libro disfrutamos como nunca de nuestro amor.

Si quieres conocer este sistema  >> HAZ CLIC AQUÍ << porque primero quiero mostrarte todos los componentes del sistema.

 

 

.